Guía green de Barcelona: ¿se puede vivir un fin de semana o unas vacaciones verdes en la capital catalana? Absolutamente sí. La ciudad, de hecho, cuenta con un modelo de turismo sostenible en apoyo del medio ambiente, el arte y la tradición. Si quieres que te deslumbre un lugar que ofrece alternativas extraordinarias y sorprenderte por su inusual belleza, síguenos.

Te sugerimos cómo vivir una Barcelona apasionante y viva, que te da emociones, historia y cultura. Y en el final de la guía green de Barcelona, ¡no te pierdas las mejores ofertas donde dormir eco-friendly seleccionadas por Ecobnb!

Qué ver lejos de la multitud

Murales Mirò Barcelona
Foto de Wikimedia.org

Para sumergirte en la autenticidad de una de las ciudades más conocidas y turísticas del mundo, lejos de los habituales circuitos turísticos, tienes varias alternativas. Itinerarios y lugares insólitos y curiosos, obras de arte excepcionales y joyas arquitectónicas más íntimas. Aquí hay algunos ejemplos:

  • Comenzamos con una visita a un lugar de cultura: la hermosa Biblioteca Arús, situada en Paseo San Juan, número 26. Y al mismo tiempo, en un monumento particular, la Estatua de la Libertad. Sí, porque si te acercas a la biblioteca, puedes ver una reproducción, de dos metros de altura, de la famosa estatua de Nueva York. Precisamente ella, la Libertad que ilumina el mundo, de Fréderic-Auguste Bertholdi. Es la tercera reproducción original del siglo XIX presente en el mundo.
  • Una obra que pueden ver miles de viajeros todos los días y a todas horas. Quien llega y sale de la Terminal 2 del Aeropuerto de Barcelona El Prat, de hecho, puede admirar el gigantesco fresco de 9 metros por 5, del famoso artista Joan Mirò, que cubre un muro entero. Un mosaico compuesto de 4 piezas de cerámica, una bienvenida de todo respeto, creado en 1968.
  • Si buscas un momento romántico, de inspiración o de meditación, puedes pasear por la calle dedicada a los besos. Se encuentra en Carrer dels Petons, cerca del Parc de la Ciutadella, y es un callejón típico de la antigua ciudad.
    ¿Un barrio adecuado para disfrutar de toda la autenticidad de la ciudad fuera de los barrios masificados? Acércate a Sants, para vivir una verdadera vida catalana de todos los días.
  • Y si quieres sumergirte en la historia, visita Plaça Sant Pere, de arquitectura romana absolutamente fascinante, a pocos pasos del famoso Arco de Triomf. Aquí se encuentra el antiguo monasterio de Sant Pere de Puelle construido en el 945 a.C. y constantemente renovado.

Guía green de Barcelona: cómo moverse de forma sostenible

Guia green Barcelona: bicing
Foto de dkatana por Pixabay.com

Si te estás preguntando cómo moverte por la ciudad catalana sin usar metro, taxi o autobús, no te preocupes, Barcelona es una metrópoli bien organizada.

La ciudad, de hecho, ofrece un servicio de bike sharing más conocido como “Bicing”. Comparten bicicletas, incluso eléctricas, que puedes recoger en la estación más cercana a ti y soltarla en la próxima. Cómodo, práctico y rápido.
Una aplicación especial te ayudará a localizar las estaciones para que siempre estés organizado.

Y luego hay innumerables tiendas o agencias que alquilan bicicletas por horas o por días.

También hay servicios de motos compartidas. No tendrás que entregar el vehículo en ninguna estación, pero puedes aparcarlo donde quieras. También estos son eléctricos, por lo tanto, silenciosos y sostenibles.

O bien, puedes elegir los segways, o patinetes, que están despoblando por toda Europa pero que ya llevan un tiempo en Barcelona.

Por último, no olvides que la mejor manera de conocer y vivir la ciudad es caminar. Podrás descubrir lugares nuevos y mágicos. Para capturar hasta el más mínimo detalle de cada lugar sin generar ningún impacto ambiental.

Los pulmones verdes de la ciudad: los parques más bellos

Parc de la Ciutadella Barcelona
Foto de Iris-Und-Jan por Pixabay.com

Llena de verde la hermosa Barcelona está rica de parques con vegetación exuberante y colinas por subir. En esta guía green de Barcelona, la lista de los mejores parques es imprescindible.

  • El Parc Güell, que acoge algunas obras del conocido arquitecto catalán Antoni Gaudí. Es quizás el parque más famoso de Barcelona. Tiene una zona monumental, de pago, a menudo llena de turistas. Y una parte libre, con muchos senderos rodeados de vegetación y espléndidos puntos panorámicos sobre la ciudad.
  • El Parc de la Ciutadella, muy cerca del centro. En su interior se encuentra el Zoo, uno de los más importantes de Europa, el Parlamento de Cataluña, el museo de ciencias naturales, el Castillo de los tres dragones y la famosa cascada monumental.
    Puedes alquilar un bote de remos para dar un paseo en el estanque, hacer un picnic, encontrarse con conciertos improvisados o actuaciones callejeras.
  • El Parc de Montjuïc. El verde de Montjuïc, con sus 173 metros sobre el nivel del mar, es la montaña más famosa de Barcelona. Un promontorio que domina la ciudad, dándole paisajes inolvidables. En esta zona encontrarás varios jardines, el castillo, la fuente mágica, el Poble Espanyol y varios museos.
  • El Parc Joan Miró, un espacio verde dedicado al artista catalán. Se encuentra detrás del centro comercial Las Arenas en Plaza d’Espanya. Está poblado por varias áreas de juego, carriles bici y es popular entre los lugareños, los ancianos y los niños.
  • El Parc Laberint d’Horta, un lugar algo apartado y poco frecuentado por los turistas. Muy bonito y cuidado, es el más antiguo de la ciudad y alberga un espectacular laberinto de cipreses.
    A menudo puede asistir a conciertos de música clásica por la noche.
  • El Parc de Cervantes, famoso sobre todo por la Rosaleda: una explosión de aromas y colores de las 250 variedades de rosas.

Guía green de Barcelona: itinerarios en bicicletas

Guia green Barcelona: tour bici Barcelona
Foto de Jose Mesa por Flickr.com

La capital catalana está situada entre las colinas y el mar y ofrece unas vistas fascinantes desde arriba.
Una experiencia agradable es observar la ciudad recorriendo en bicicleta. Son muchas las rutas que hacer con el vehículo de dos ruedas para descubrir gratamente el lado verde de la ciudad.

Por ejemplo, desde la Carretera de les Aigües. Es una carretera de colina, no asfaltada y cerrada al tráfico, que forma parte del parque natural de Collserola. Unos 20 kilómetros de longitud, frecuentados no solo por ciclistas, sino también por corredores o aquellos que quieran dar un paseo relajante. Desde aquí puedes tomar fotos maravillosas o tal vez conocer a algún jabalí valiente.

Puedes subir por la colina de Montjuic hacia el Anillo Olímpico, el Palau Sant Jordie, el Castillo y el Estadio Olímpico.

La Ronda Verde: es un carril bici señalizado, que bordea el mar, y pasa por la Barceloneta hasta Badalona. Enmarcado en 14 kilómetros que tocan importantes puntos de interés: Port Olímpic, Platja de la Mar Bella, Platja de Llevant, Port Fòrum y la desembocadura del río Besòs.

O un recorrido de unos 6 kilómetros que te lleva al mar. Desde la céntrica Plaça de Sant Jaume pedalea hacia el Arc de Triomf y sigue el Passeig de Lluís Companys que te lleva directamente al Parc de la Ciutadella. Desde aquí continuas por Passeig de Colom hasta llegar a la zona portuaria del Port Vell. Más allá de este distrito verás la Barceloneta abierta en todo su esplendor y has llegado a tu destino.

Además, Barcelona es totalmente a la medida de la bicicleta y los carriles bici, en continuo aumento, cubren cerca de 150 km en el perímetro de la ciudad. Por lo tanto, son un medio excelente para visitar el centro y sus atractivos.

Las playas más limpias del territorio

Playa de Les Roques (Calella)
Foto de Saul Gordillo por Flickr.com

Barcelona tiene vistas al mar, las playas son muchas y se suceden una con la otra. Todas fácilmente accesibles y adecuadas para cualquier necesidad. En una perfecta guía green de Barcelona, no puede faltar la clasificación de las mejores playas locales.

Para ser exactos, sin embargo, hay que subrayar que los primates se lo ganan los que están en los alrededores. En efecto, en plena ciudad el mar no es tan cristalino, los litorales son a menudo ruidosos y no limpios.

Playa Aiguadolç (Sitges)

Aproximadamente a media hora de Barcelona se encontra Sitges, una encantadora localidad balnearia llena de arte e historia. La playa Aiguadolç es pequeña, acogedora e íntima. Una verdadera joya naturalista.

Playa Sant Simó (Mataró)

Dirígete al norte de Barcelona, con destino a la playa de Sant Simó, en Mataró, para un idílico toque naturalista. Ligeramente apartada del centro, se desprende del resto de playas porque aquí puedes desconectarte y sumergirte en un oasis de paz y belleza.

Platja de la Murtra (Sant Pol de Mar)

La playa de la Murtra es un pequeño secreto que pertenece a la localidad de Sant Pol de Mar. Está un poco lejos del centro de la ciudad, está rodeada de hermosos acantilados y te permite vivir días relajados y aislados.

Playa de Les Roques (Calella)

Seguimos más al norte, hasta Calella, para hablar de la playa de Les Roques, una de las más cristalinas de la zona. Lleno de rocas, es ideal para hacer snorkel y descubrir el hermoso fondo marino.

Playa Andarró (Vilanova i la Geltrú)

Cerca de Barcelona, pero en el lado sur, encontramos otra joya del Mediterráneo, ideal para los niños. La playa de Andarró es amplia y cómoda, el agua es muy limpia y permite disfrutar plenamente de los bonitos días soleados.

Playa de Les Caletes (Santa Susanna)

Terminamos este recorrido por las cristalinas playas barcelonesas para nombrar una poco conocida incluso entre los lugareños: la playa de Les Caletes. Tiene este nombre en particular porque la playa en sí está llena de calas fascinantes, todas para aprovechar entre baños en aguas transparentes y total relax.

Las especialidades locales que no te puedes perder

Calçots
Foto de Jaula De Ardilla por Flickr.com

Reservamos el final a una nota de gusto, debida, sobre las exquisiteces que podrás degustar en la segunda ciudad más poblada de España. Barcelona ofrece una impresionante cantidad de bares y restaurantes, que se adaptan a todas las necesidades y carteras.

  • No te pierdas una buena paella, o una fideuà, el plato típico catalán. Se cocina como la paella pero, en lugar de arroz, hay fideos, una pasta más o menos fina.
  • Otro clásico de la cocina catalana es el pan con tomate. Se trata de una rebanada de pan rústico tostado sobre la que se frota ajo y se unta tomate, y finalmente se sazona con aceite y sal.
  • La escalivada, que se compone de berenjena, pimientos, patatas, cebolla, aceite, pimiento y sal. Todo asado a la parrilla y servido con pan tostado.
  • Los calçots, que son una especie de cebolletas que se cultivan en el interior de Cataluña. Se preparan sobre la brasa a llama viva. Una vez cocidos, se envuelven en papel de periódico para ablandarlos y mantenerlos calientes y se saborean con la salsa romesco.

Puedes acompañar las especialidades culinarias típicas del territorio con una buena copa de vino local, un vermut o una cerveza

Vivir la hermosa capital catalana de una manera eco-sostenible es simple y divertido.
¿Has disfrutado de momentos y aventuras naturales en la ciudad catalana y te gustaría añadirlos a nuestra guía green de Barcelona?

Estaremos encantados de recibir tus experiencias, ideas o sugerencias.

Cover image: foto via Canva Pro