La Croacia es un país rico en atracciones naturales: bosques sin contaminación, agüas cristalinos, cascadas e islas. Descubre los 5 parques naturales más hermosos de Croacia. 

En Croacia hay lugares en los que puedes respirar la limpieza de la naturaleza sin contaminación. Observar los bosques y los lagos cristalinos. Escuchar el sonido del agüa de las cascadas y descubrir el perfume de las plantas. Croacia es el lugar perfecto para todo los que quieran vivir fuertes momentos de relax. Una verdadera immersión en la paz de los sentidos. Entre sus costas brillantes y su interior rico de olivar y viñas, Croacia esconde la hermosura de sus parques naturales. Vamos a descubrir las 5 oasis de naturaleza más lindas. No te los puedes perder!

Coronadas Croacia Parques
Islas Coronadas, Wikipedia Commons

1. Parque Natural de los lagos de Plitvice: el paraíso es en Croacia

En el Parque natural de Plitvice  hay 16 lagos color esmeralda, desde los cuales naces rios y una multitud increíble de cascadas. Todo alrededor hay forestas donde las plantas crecen de forma lujuriante. 

El parque de Plitvice es muy grande. De hecho, para visitarlo totalmente por lo menos necesitamos tres días. En ello existen muchísimos itinerarios que  varian desde un agradable paseo hasta un trekking de más de 18 kilómetros. Es posible elegir el camino a recorrer según el tiempo a disposición y las capacidades físicas y atléticas.

El impacto visivo de los colores de este lugar es tan impresionate que para sacar fotos commerciales se necesita un permiso. En Plitivice el cambio de temporada cambia también los colores de la vegetación. Así, los paisajes son cada vez más maravillosos.

El Parque nacional de los lagos de Plitvice no se encuentra muy lejos de Zagres o Zara y abre todo el año. Aquí más informaciones sobre horarios y precios.

Croacia Plitvice Parque
Plitvice, Foto de Pascal Habermann, via Unsplash

Nuestro consejo green:  te aconsejamos visitar esta maravilla en invierno. En este periodo del año los lagos congelados reflejan los rayos solares produciendo una luz plateada. La nieve crea un paisaje mágico. Además, en este periodo no hay muchos visitantes. Mejor dicho: el impacto ambiental disminuye considerablemente y de consecuencias se puede disfrutar de una paz y una traquilidad estraordinarias. Y por supuesto los precios de los hoteles serán más baratos.

No te lo puedes perder: si la naturaleza te da energias positivas para vivir en armonía con el mundo, por supuesto no puede renunciar a pasear entre hayas y pino en el parque nacional de Paklenica. Un lugar increíble hecho de caminos y rocas, entre bosques respendecientes y rios.

2. Parque Natural de Sjeverni Velebit: el guarde de la biodiversidad

El Parque natural Sjeverni Velebit es el área protegidas más grande de Croacia. De hecho desde 1978 su status atestigua su papel fondamental en la preservación de la biodiversidad. El Parque natural es parte de la red de las áreas protegidas internacionales de la biosfera UNESCO.

Todo el Parque se caracteriza por su grandísima riqueza y la diversidad de las formas, y también por sus paisajes espectaculares con vista sobre el mar Adriático.

La mayoría del Parque se compone de rocas sedimentaria, caliza y dolomitas. Por eso, en su parte meridional, el Parque de Velebit acoge muchas cuevas. La más conocida es la de Cerovačke, quizás la cueva más importante de toda Croacia.

Al interior del parque, cuya superficie mide 109 Km2, se puede ir de escursión o pasear por una multitud de senderos.

Para llegar al parque, la ruta mejor es la que empieza desde la ciudad de Otocac. Esta ciudad se alcanza recorriendo la autopista Zagreb-Split.

Para visitar al parque hay que pagar. Aquí puedes encontrar más informaciones.

Croacia Sjeverni Velebit
Parque Nacional Sjeverni Velebit, foto de Linus Follert, via Flickr

Nuestro consejo green: este parque es una joya a preservar. Por eso te acosejamos elegir un hotel eco-friendly cerca de tu destino final. Así, podrás reducir tus desplazamientos. Y también el impacto ambiental disminuye.

No te lo puedes perder: Zagreb, la capital de Croacia, no está lejos desde el parque. El pretexto es perfecto para descubrir esta ciudad hermosa. De hecho, sus bellezas todavía no son bien conocida en el resto de Europa. Por eso, el turismo de masa todavía no se ha desarollado completamente. Con su multitud de atraciones artísticas, culturales y arquitectónicas, Zabreb es el lugar de pasaje entre la Europa Central y el mar Adriático. Por supuesto, una experiencia que no te puedes perder.

3. Parque Natural de las Islas Coronadas: la ‘Polinesia’ de Croacia

El Parque Natural de las islas Coronadas es un espectáculo de naturaleza y paisajes únicos en el mar Mediterranéo. Este lugar se encuentra cerca de la Dalmacia y constituye el conjunto de islas más grande del Mediterranéo. Y por supuesto, de Croacia.

El territorio en el que se encuentran estas islas es un parque nacional desde 1980. Solo la isla llamada Coronada ocupa dos terceros de todo el parque y es casi completamente despoblada. Su pequeña torre medieval, es uno de los simbolos del archipiélago.

El parque es muy silencioso, ordenado, limpio y casi deshabitado. El en aire es facil percibir el perfume de las esencias y de las flores. Un paraíso todo a descubrir, indicado sobre todo para los que aman el mar, la naturaleza y el silencio.

Para visitar este maravilloso archipiélago es indispensable un barco. De hecho, la autenticidad de este viaje se encuentra en el descubrimiento de las mágicas playas arenosas y sus pequeñas calas escondidas. Como ya decía, para llegar a las islas Coronadas hay que utilizar barcos. Las principales zarpan desde Zadar, Sibenik, Murter y Biograd.

Croacia Coronadas Islas
Islas Coronadas, foto de Josef Krunig, via Flickr

Nuestro consejo green: si estás buscando un lugar respectuoso del medio ambiente en lo que puedas alojar, cerca de la ciudad de Zadar hay el lugar perfecto. Olive Garden Paljka se encuentra a pocos kilómetros de las playas. Rodeada de parques naturales y olivarios, esta resplendeciente casa ecológica ofrece la oportunidad de vivir totalmente desconetado de la vida caótica de cada día. La mayoría de sus alimentos se producen en la misma estructura. Las sorpresas no faltarán. En positivo, claro!

No te lo puedes perder: las Islas Coronadas ofrecen lugares que no te puedes perder. Por supuesto, la Isla de Mana es uno de esos: una impresionate isla de rocas con barrancos y arrecifes sobre el mar. A no perder también el lago salobre de la isla de Mir, cuyas agüas calientes son beneficas. Merecen una visita los sitios arqueológicos de Mala Proversa, quizás el centro más importante del archipiélago en la antigüedad.

4. Parque Natural de Krka: las cascadas más hermosas de Croacia

El Parque Natural de Krka es uno de los más hermosos de Croacia. Su área mide 110 kmq. El parque existe desde 1985. Su nombre es igual a lo del río Krka, largo casi 70 km. Este río incluye 7 cascadas, Skradinski Buk es la más grande. Todas cascadas tienen una anchura entre los 200 y 400 metros. El desnivel total es de 45 m. Sobre una parte del río hay un camino artificial. Gracias a eso es posibile cruzar el bosque. Para recorrerlo es suficiente una hora.

Durante el camino hay diferentes cosas a descubrir. Por ejemplo los molinos de agüa. Restaurados, algunos de ellos ahora han sido convertidos en pequeñas tiendas de souvenir y restaurantes. Otros parecen museos. La hermosura de la vegetación acompaña todos los paseos y las aventuras en este lugar mágico.

Al parque natural de Krka es posibile llegar siguiendo la calle Sibenik-Tromlja-Lozovac o, en cambio, la calle Drnis-Tromilja-Lozovac. Una vez llegados en Lozovac, ya estamos al interior de este maravilloso parque nacional.

Todavía es posible también llegar en barco: desde Skradin, pasando por el canal Sibernik-Lago Prukljan-Skradin, se llega directamente en Skradinski Buk.

Si necesitas mayores informaciones sobre horarios, precios y conexión, puedes hacer clic aquí.

Croacia Krka Parque
Parque Nacional de Krka, foto de Gael Poinas, via Flickr

Nuestro consejo green: el parque nacional es cerca de la frontera italiana. Si te gustan los viajes verdes y quieres descubrir las bellezas naturales, te aconsejamos un paseo en bicicleta desde Trieste hasta Parenzo. Una vuelta de 150 km pedaleando por los  característicos pueblos de Istria. El mar y los irresistibles paisajes siempre serán contigo en este viaje espectacular.

No te lo puedes perder: llegados en los alrededores del parque, por supuesto no puedes perder la oportunidad de visitar la hermosa ciudad de Sibenik. Este es el punto perfecto para empezar el viaje hacia la islas Coronada. Además, en Sibenik hay muchos lugares artisticos a ver: museos, catedrales y fortalezas. Llegar en Sibenik es una oportunidad única. Así, puedes descubrir esta belleza del Adriático.

5. Parque Natural de Mljet: un salto entre bosques y mar

La Isla de Mljet es la más meridional de las grandes islas de Croacia.

Entre esta isla y la ciudad de Peljesac se encuentra el canal de Mljet. El agüa de este canal es estraordinaria. De hecho, al cambiar de las maréas cambia también el color, con matices que van desde el azul hasta el violeta. Un espectáculo  emocionante.

Al interior del parque hay dos bahías resplendeciente, Veliko y Malo Jezero. En el centro de la bahía de Veliko surge el islote de Santa Maria, sobre la cual se encuentra el omónimo monasterio benedictino del siglo XII.

La historia de Mljet tiene raices mitológicas. De hecho, parece que esta isla sea la legendaria isla de Ogigia, donde Ulises fue detenido por mano de la ninfa Calypso.

La isla está casi totalmente cubierta de bosques de pinos de Aleppo y encinas. Entre esta densa y próspera vegetación es posible encontrar una “slatina”, es decir una fuente de agüa dulce donde viven muchísimas anguilas. Gracias a su naturaleza incontaminada, en el parque de Mljet hay diferentes tipos de animales selvajes

Al parque se llega en barco o caminando desde los publos de Polače y Pomena  que están conectados a Malo y a Veliko Jezero a través de algunos paseos peatonales.

Croacia Mljet islas
Parque Nacional de Mljet, foto de Laura Vescina, via Flickr

Nuestro consejo green: Mljet es el lugar perfecto para todos los amantes del trekking. De hecho, en el parque hay una moltitud de senderos a recorrer caminando o en bicicleta. El más sugestivo llega hasta las altas cimas  de Veli Gradac y Mali Gradac, y después alcanza las cuevas del hinterland. Una experiencia sana para nuestra salud y la de la naturaleza. Y si estás buscando un lugar donde pasar la noche, Carob Tree Apartment es el ecobnb perfecto.

No te lo puedes perder: llegados a Mljet casi tenemos la obligación de alcanzar Dubrovnik, considerada la Perla del Adriático. Este pueblo resplendeciente es el lugar más visitado de Croacia junto a las cascadas de Plitvice. Mágica, romántica, estraordinaria: esta joya crea emociones simplemente indescrivibles. Un lugar rico de influencias históricas: veneciana, gótica y barroca. En resumen, sensaciones únicas e irrepetibles que solo esta Perla del Adriático puede producir.

Foto de portada: Lagos de Plitvice, Wikipedia Commons.