Las mujeres que viven en el campo vivan más y mejor: son los sorprendentes resultados de un estudio de la T. H. Chan School of Public Health de Harvard, que muestran que las mujeres que viven rodeadas de zonas verdes tienen una tasa de mortalidad un 12% menor en comparación con las que viven en las ciudades.

El estudio duró 8 años e involucró a alrededor de 100.000 mujeres en Estados Unidos. Tuvo en cuenta varios factores, tales como la salud mental, la actividad física, la depresión y las enfermedades.

El verde parece ser el único elixir de vida existente. Aunque no nos done la inmortalidad, nos alarga la vida considerablemente y también mejora su calidad.

photo-1426170042593-200f250dfdaf-870x490

Vivir en el campo alarga la vida

Menor exposición a la contaminación del aire, mayores oportunidades de participación social y menor contaminación acústica conducen a menores niveles de depresión y a una mejor salud mental gracias a la mayor posibilidad de socialización dentro de la comunidad. Una mujer que vive rodeada de árboles y prados serà un 30% menos propensa a padecer una depresión respecto a una mujer que vive en un barrio con alta tasa de urbanización, sin espacios verdes.

No sólo mayor salud mental, incluso con lo que respecta a las enfermedades la naturaleza viene en nuestra ayuda: de acuerdo a la investigación, para las mujeres que viven en el campo, la mortalidad relacionada con el cáncer es un 13% menor, mientras que la causada por enfermedades respiratorias es un 34% mas baja.

Los datos han sorprendido a los investigadores; Peter James, de hecho, declaró: “Nos sorprendió encontrar una relación tan fuerte entre la tasa de mortalidad y la exposicion al verde. Nos quedamos incluso más sorprendido al encontrar evidencia de que una gran parte de los beneficios de la presencia de vegetación estén relacionados con una mejor salud mental “.

Parece que los prados y los árboles no sólo ayudan al planeta, sino también a nuestra salud mental y física. Así, la plantación de árboles y la creación de espacios verdes en nuestra ciudad ahora tiene dos objetivos: combatir el cambio climático y preservar nuestra salud, vivir más y mejor.

Y ahora disculpadme, preparo las maletas y me voy a vivir al campo! Lee aquí el estudio completo que demuestra que el campo alarga la vida.

También podrían interesarte:

Verde urbano, nuestra salud depende de los árboles

Caminar por el bosque previene los pensamientos negativos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>