“Aprovechemos el otoño
antes de que el invierno nos escombre
entremos a codazos en la franja del sol
y admiremos a los pájaros que emigran”

Así recibía Mario Benedetti el otoño, como una suave estación en la que disfrutar de los días, de la calma y de la naturaleza. Colores verde clorofila, tonos amarillos y naranjas y matices que tiñen  el suelo de rojo y magenta. De esta forma se nos presentan las hojas del otoño, un pincel natural que colorea nuestros bosques hasta hacerlos parecer hermosos lienzos.

Aquí te ofrecemos 10 lugares increíbles de España donde podrás admirar las hojas del otoño y deleitarte con la magia que nos ofrece la naturaleza en esta época del año.

1. Parque Natural Saja-Besaya (Cantabria)

Roble Tumbado en Ucieda, Parque Natural de Saja-Besaya
Roble Tumbado. Foto de Guillén Pérez, vía Flickr

Entre los ríos Saja y Besaya, en el corazón de Cantabria, se encuentra situado el Parque Natural Saja-Besaya, con una superficie de 245 metros cuadrados. Este bello paisaje, que esconde algunos de los bosques más bonitos de Cantabria se halla repleto de robles, hayas y avellanos. Este parque es perfecto para realizar diferentes actividades en la naturaleza, como senderismo o ciclismo, pues existen diferentes rutas adaptadas a todo tipo de viajeros. Además, existe un recorrido circular en bicicleta para poder pasear por todo todo el parque.

Dónde alojarse: en la casa rural La Otra Casa podrás disfrutar de un auténtico turismo rural, realizando diferentes actividades como rutas guiadas, talleres infantiles de pintura, barro, abalorios y muchas más. También encontrarás La Charola, situada al lado del precioso pueblo de Comillas con su bonita playa, donde pasarás un fin de semana de ensueño (esta casa rural sólo abre de marzo a octubre).

EcoConsejo: realiza la ruta de los 10.000 del Soplao (tanto a pie como en bici) para ver el famoso Roble Tumbado, un impresionante tronco extendido sobre el suelo que tiene unos 10 metros de longitud y desde donde surgen ramas tan gruesas que parecen árboles de unos 20 metros de altura.

2. Increíbles hojas del otoño en Otzarreta, en el Parque Natural de Gorbeia (Euskadi)

Otzarreta, Parque Natural de Gorbeia
Otzarreta. Foto de Dabid vía Flickr

Árboles cubiertos de musgo, un suelo pintado de vivos colores ocres, rojos y amarillos y el sonido del arroyo que cruza sus bosques. Estamos hablando de Otzarreta, en el Parque Natural de Gorbeia. Con una increíble variedad de naturaleza, este mágico lugar vasco parece sacado de un cuento de hadas. Situado en Vizcaya, las hayas de este parque poseen un peculiar atractivo: sus ramas crecen hacia arriba, en lugar de ir hacia los lados.

3. Bosque de Muniellos (Asturias)

Bosque de Muniellos. Foto de Mario Quevedo vía Flickr
Foto de Mario Quevedo vía Flickr

Disfruta del silencio y de la tranquilidad quebrada sólo por el agradable sonido de las aguas que surcan este robledal. En el año 2000, el bosque de Muniellos fue declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO. ¡Ojo! Actualmente, para poder acceder es necesario solicitar una autorización, pues el acceso sólo está permitido a un máximo de 20 personas al día. Puedes descargarte la solicitud de autorización aquí.

EcoConsejos: podrás visitar la reserva de Muniellos realizando dos rutas diferentes, la primera, la más fácil y bonita, sigue el camino del río; la segunda, la de Fuenculebrera, igualmente espléndida, es más larga y difícil. Si te sientes animado, puedes realizar ambas de forma circular, pues las dos tienen el mismo inicio y final.

4. Fageda d’en Jordà (La Garrocha, Cataluña)

Fageda d'en Jordà. Foto de Aitor Escauriaza vía Flickr
Fageda d’en Jordà. Foto de Aitor Escauriaza vía Flickr

El ruido del crepitar de las hojas a nuestro paso, el color dorado y carmesí de sus bosques y el verde musgo son inconfundibles en este preciosa Reserva natural de hayas que crece sobre la colada enfriada del volcán  del Croscat. Sus particulares características además de los pintorescos pueblos medievales que rodean este bosque han sido fuente de inspiración de poetas.

EcoConsejos: existen numerosas empresas cuyo objetivo es proporcionarte experiencias relacionados con el ecoturismo y con el absoluto respeto a la naturaleza.

5. Sierra de Cazorla, Segura y Las Villas (Jaén)

Sierra de Cazorla
Sierra de Cazorla. Foto de Javi Muro vía Flickr

El Parque Natural de la sierra de Cazorla, Segura y las Villas es el más grande de España y el segundo de Europa. Este parque es propio del norte, pero se sitúa en el sur. En él podrás realizar rutas a pie, en bici, a caballo y deportes acuáticos y aéreos. Sumérgete en un frondoso parque donde se unen el azul del cielo mediterráneo, el verde de sus bosques, el color blanco nieve de sus cimas y el mar de olivos que lo rodea.

EcoConsejos: en este parque se pueden realizar una gran cantidad de prácticas sostenibles que podrás consultar en la página web dedicada a su promoción.

6. La Selva de Irati y sus hojas del otoño (Navarra)

Selva de Irati, Navarra
Selva de Irati. Foto de Miguel Ángel García vía Flickr

La Selva de Irati es un impresionante hayedo abetal, el segundo más grande y mejor conservado de Europa. Es sin duda un increíble paraíso natural, en un estado casi virgen, donde disfrutar solos o en familia de un gran número de recorridos para pasear o ir en BTT. Podrás elegir entre rutas aptas para todas las edades de menos de 10 Km y ascensos de montaña para los más experimentados, para disfrutar al máximo de un entorno natural que te dejará sin aliento.

7. Puerto de Honduras (Cáceres)

Valle del Jerte, Cáceres
Valle del Jerte. Foto de Raúl A.- vía Flickr

 

En el norte de Cáceres, este puerto de montaña comunica dos grandes valles, el de Ambroz y el del Jerte, donde abundan los castaños, robles y encinares. Las hermosas vistas de estos dos impresionantes valles nos permiten observar las altas cimas del macizo de Gredos. Aprovecha el mes de otoño para pasear entre árboles que se agitan para hacer caer sus hojas y pintar el suelo con los colores más vivos de la estación.

8. Bosques de O Courel (Lugo)

Bosques de O Courel, Galicia
Bosques de O Courel. Foto de troita vía Flickr

Lobos, corzos, zorros y jabalíes te esperan en las rutas que componen este bello bosque gallego. Entre las provincias de Lugo y Ourense, se halla un océano de dehesas que modela la sierra de O Courel. Atravesados por el río Lor podremos admirar un sinfín de robles, encinas abedules y castaños cubiertos de musgo. También encontraremos iglesias y ermitas de piedra construidas en la Edad Media, aldeas medievales y fortalezas celtas que hacen de este lugar un bosque mágico perfecto para perderse.

EcoConsejos: atrévete a realizar impresionantes rutas de senderismo por las cumbres más altas de O Courel (Formigueiros, Montouto y Pía Paxaro), donde la maravillosa mezcla de colores y naturaleza te hará sentir que estás dentro de un cuadro de Monet.

9. Faedo de Ciñera (León)

Faedo de Ciñera, León
Faedo de Ciñera. Foto de David Santaolalla vía Flickr

Situado en Ciñera de Gordón (en la montaña central leonesa), este bosque de cuento fue declarado Bosque Mejor Cuidado de España en el año 2007.  Fagus, considerada el haya más vieja de España, de unos 500 años de edad e incluso con nombre propio domina el camino atravesado por el bosque. Encontraremos además una mina de carbón (hoy sin actividad), puentes de madera y piedra, casas abandonadas e incluso piscinas naturales.

EcoConsejos: el recorrido que ofrece el Faedo de Ciñera para descubrirlo es bastante sencillo y apto para todos. Se trata de una ruta de ida y vuelta de unos 10 Km que llega hasta las Marmitas de Gigante, unas increíbles piscinas naturales de agua fría rodeadas de torrentes y cascadas que te dejarán con las ganas de un baño refrescante.

10. Parque Natural de la Laguna Negra y los Circos Glaciares de Urbión (Castilla y León)

Laguna Negra, León
Laguna Negra. Foto de Feli García vía Flickr

Este parque situado en los Picos de Urbión, provincia de Soria, merece ser visto todo el año, aunque sin duda el otoño es una época especial. Adéntrate en su impresionante combinación de contrastes, desde su ecosistema forestal entre hojas de colores, arroyos y prados de alta montaña hasta su característico paisaje glaciar, entre el que encontramos diversas lagunas de origen glaciar, como la Laguna Negra, la Laguna Larga o la Laguna Helada.

Foto de portada de Francisco Gonzalez vía Flickr

También podrían interesarte:

Las mejores ciudades para descubrir en bicicleta

Verde urbano, nuestra salud depende de los árboles

Tu viaje sostenible

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>